Cómo arreglar platos rayados (2 sencillos trucos)

Truquis para devolver el lustre a tu vajilla blanca con rayas negras

Andrea Hidalgo - 27 de abril de 2021 - Trucos de bricolaje

Ya sea que tu elegante y costosa vajilla para fiestas y celebraciones o tus baratos pero vistosos platos de Ikea se vean con rayas y marcas del uso, te mostramos un par de trucos que puede poner en práctica.

No desesperes o corras a comprarte otros nuevos, estos sencillos métodos pueden ayudarte a pulir tu vajilla. Son truquis sencillos que puedes llevar a cabo con elementos que ya tienes en tu cocina para arreglar tus platos rayados.

Ver también: Truco para arreglar un golpe en la pared

Truquis 1: Cremor tártaro para arreglar platos rayados

¿Has oído hablar del cremor tártaro? Su nombre químico es bitartrato pótasico, es una sal ácida que se emplea como agente estabilizador en la cocina, en concreto, se suele usar para elaborar algunas recetas en repostería. Por ejemplo, se puede usar para estabilizar las claras de huevo al batirlas o para trabajar con azúcar y evitar que se formen cristales

Está presente en la levadura química que se usa en repostería y también se usa en la industria del vino para corregir la acidez del vino, para elaborar bebidas carbonatadas, para fabricar caramelos, etc. Hoy en día puedes encontrar cremor tártaro en tu supermercado sin dificultad.

Ver también: Trucos que en realidad... ¡no funcionan!

Pues bien, este producto, gracias al ácido que contiene se convierte en un excelente agente limpiador para platos rayados. Para poner en práctica este truco, sigue estos pasos: 

1. Limpia bien el plato antes de comenzar y sécalo para que no quede humedad

2. Espolvorea una pizca de cremor tártaro sobre el plato rayado, no hace falta que gastes todo el bote, vale con que llegue a las zonas rayadas. 

3. Añade unas cucharadas de agua sobre el cremor tártaro para formar una pasta, mezcla con los dedos para darle consistencia.

4. Frota la pasta sobre las marcas y rayas del plato realizando movimientos circulares. También puedes usar una esponja suave o una bayeta de cocina. Ve frotando hasta que desaparezcan las rayas.

5. Cuando las rayas hayan desaparecido, enjuaga el plato con agua y sécalo con un paño de cocina... ¡listo!

Truquis 2 para arreglar platos con rayas: bicarbonato de sodio

Aunque el truco del cremor tártaro puede ayudarte, quizás no quieras gastar este producto (nada barato) en otra cosa que no sea en tus recetas de repostería, por lo que puedes recurrir al bicarbonato de sodio, un elemento mucho más asequible económicamente. 

1. Mezcla 2 o 3 cucharadas soperas de bicarbonato de sodio con una cucharada de agua y elabora una pasta con la mezcla. 

2. Toma un paño de cocina y aplica con él un poco de pasta sobre el plato o la taza rayada. Deja que repose un rato.

3. Limpia y enjuaga con agua y seca con un paño limpio.

Ver también: Trucos para un lavado perfecto en lavavajillas

Resumen

Si tu taza del desayuno favorita, tu tazón o plato tiene algunas rayas debido a su uso o al lavado en lavavajillas pero te resistes a tirarlo o comprar nuevo, puedes intentar recuperar su antiguo lustre con un sencillo truco.

Basta con crear una pasta con cremor tártaro y agua o bicarbonato de sodio y agua y aplicarlo sobre las rayas para que desaparezcan en gran medida.

Seamos sinceros, tu vajilla no va a tener el mismo aspecto que cuando salió de la tienda ya que algunas marcas es casi imposible de eliminar, tendrías que volver a pulir la pieza, pero sí podrás apreciar una mejora significativa en la apariencia de tu plato o tu taza. 

Y, si te quieres ahorrar unos euros, el bicarbonato te saldrá más barato que el cremor tártaro.