Cómo arreglar un esmalte de uñas seco (un truco eficaz)

El mejor sistema para recuperar un pintauñas seco o muy denso

Alba Caraballo - 13 de mayo de 2021 - Trucos caseros

No suelo pintarme las uñas muy a menudo, tecleo tanto en el ordenador y hago tantas tareas en casa que, el esmalte me suele durar un par de días en buenas condiciones. Después... ya imagináis, ¿verdad? La parte exterior de las uñas suele saltar con poca cosa y lucen, medio pintadas, medio desportilladas. ¿También habéis tenido que guardar las manos en los bolsillos para que los demás no se percaten?

La cuestión es que, el poco tiempo que dedico a pintarme las uñas hacen que, algunos esmaltes lleven sin ser usados meses y, cuando por fin saco unos minutos para pintarme las uñas... ¡horror, el esmalte se ha secado!

Me da mucha rabia cuando ocurre esto porque me niego a tirar un esmalte prácticamente sin haberlo usado. Por lo tanto, he decidido bucear en el insondable mundo de los trucos caseros hasta encontrar el que me ha servido para recuperar mis esmaltes de uñas secos (sí, son varios, soy un caso, lo sé). Comparto contigo estos truquis pero ojo, no pierdas el tiempo si el pelo del pincel está como una piedra o el esmalte está directamente solidificado, tíralo porque no hay recuperación posible en este caso. De lo contrario, sigue leyendo...

Truquis para arreglar un esmalte de uñas que ha quedado seco

Si ha llegado la temporada de lucir ese esmalte brillante o de colores intensos que tanto usaste el verano pasado y hasta te cuesta abrir el bote, es posible que el esmalte en su interior haya quedado pegajoso y endurecido. Han pasado muchos meses y un mal cierre quizás dejó pasar aire.

Te darás cuenta que tu esmalte se ha quedado seco si, alrededor de la boquilla quedaron quedado restos endurecidos de esmalte. Esto hace que el cierre a rosca no se haga de forma hermética y, el poco aire que va entrando, convierta a tu esmalte en un fluido no tan diluido, sino en algo más denso, pegajoso y difícil de aplicar.

Para comprobarlo, toma el pincel y deposita una pequeña cantidad sobre un papel, así te darás cuenta de si queda algo que rescatar o directamente has de tirarlo a la basura. ¿Crees que es posible? Comencemos pues con la recuperación del esmalte seco: 

Paso 1

Si crees que tu esmalte se puede recuperar porque está ligeramente espeso pero todavía puede funcionar, comienza limpiando el bote. ¿Para qué? Te preguntarás. Pues bien, si conseguimos recuperar el esmalte pero el bote sigue lleno de trazas secas de pintauñas, no cerrará correctamente y volverás a tener el esmalte seco en poco tiempo. 

Por lo tanto, aplica un poco de quitaesmalte sobre un algodón y limpia bien alrededor de la rosca, tanto del bote como del tapón, seguramente algunas trazas secas puedas quitarlas incluso con los dedos. Para limpiar el interior del tapón puede que necesites un bastoncillo. ¿Ya está el bote limpio? Pasemos al segundo paso.

Paso 2

Es probable que hayas visto algún vídeo en Youtube o Tiktok donde se usaba quitaesmalte para devolver al esmalte su consistencia original. Yo no lo usaría, estás añadiendo a un producto químico otro tanto de otro producto químico, lo que podría dañar tus uñas (aunque sean dos gotas)

¿Sabías que hay productos que pueden recuperar los esmaltes de uñas secos y que son 100% naturales? Tanto si sueles pintarte mucho las uñas y tienes docenas de colores o, si como yo, lo haces de temporada en temporada y se acaban secando, no está de más tener uno de estos productos. A la larga te saldrá económico porque no tendrás que tirar tus esmaltes favoritos.

Se trata de usar un... ¡Diluyente de esmalte de uñas! Puedes adquirirlo en grandes superficies o en esa tienda online en la que todos compramos. Lo encontrarás a partir de 6 euros, según la cantidad que contenga el bote.

El diluyente es un producto elaborado a base de una mezcla de cetonas (compuestos orgánicos), eteres, acetatos (como el acetato de butilo, un líquido amarillento usado como solvente), glicoles y aromas. 

Para utilizar el diluyente de esmalte y revitalizar tu bote de pintauñas has de: 

- Añade unas gotas utilizando el gotero que suele tener el diluyente sobre tu bote de quitaesmalte. Según el nivel de endurecimiento y sequedad deberás añadir entre dos y 6 gotas.

- Agita vigorosamente el esmalte de uñas para que se mezclen bien ambos productos y déjalo reposar unos minutos (según las indicaciones del fabricante). Es genial porque con unas simples gotas podrás recuperar la consistencia de un esmalte espeso y podrás aplicar una fina capa de pintauñas sin grumos. 

Conclusión

Para diluir el esmalte de uñas, nunca agregues quitaesmalte, acetona, aceite o agua. Sus componentes no se mezclarán bien con tu esmalte y se terminará estropeando la homogeneidad del producto.

Por el contrario, lo mejor es tener en casa un botecito con diluyente para esmalte de uñas. Con un par de gotas podrás restaurar la consistencia del esmalte y podrás volver a usarlo, quedará como si acabaras de comprarlo.

Recuerda también limpiar el tapón y el extremo del frasco de esmalte con quitaesmalte para eliminar todos esos restos secos y pegados y ayudar a que cierren y no entre el aire secando tu pintauñas.