Cómo eliminar manchas de lejía de la ropa u otros textiles

¿Ha caído lejía en una de tus prendas? Aquí tienes 5 truquis caseros

Andrea Hidalgo - 20 de mayo de 2021 - Trucos caseros

Si la lejía forma parte habitual de tu ritual de limpieza es más que probable que, en algún momento, te haya caído alguna gota en la ropa o incluso en alfombras u otros tapizados.

Antes de lamentarte o dar la prenda por perdida, prueba a poner en práctica estos truquis para eliminar manchas de lejía de la ropa u otros textiles. Si tienes a mano, lavavajillas, alcohol, vinagre blanco o bicarbonato de sodio, podrías recuperar esa camiseta o pantalones con lamparones de lejía. Pero has de actuar rápido, si las manchas de lejía son demasiado grandes o lo has dejado mucho tiempo, la lejía habrá descolorido la prenda y deberás teñirla de nuevo para poder recuperarla (no te preocupes, también tenemos trucos para esto).

Paso a paso para quitar manchas de lejía de tu ropa

Cuando te caiga lejía sobre la ropa, lo principal es reaccionar de inmediato, pero seguro que eso ya lo sabes. Yo he tenido que tirar algún pantalón, jersey y camisetas por haber dejado unos minutos más que unas gotas de lejía se "comieran" los colores. Y es que, la lejía lo que hace, entre otras cosas, es oxidar los electrones de las manchas blanqueándolas, por lo tanto, acaba con el tinte o o color de las telas. Por lo tanto, si te ha caído lejía sobre una alfombra o sobre tu camiseta has de: 

- Evita que la lejía se extienda por más zona de la prenda aplicando un papel de cocina o una bolita de algodón. 

- A continuación, elimina la presencia de lejía aplicando abundante agua sobre la prenda. Sin embargo, en este punto has de tener cuidado para que la lejía no se distribuya más por la prenda. 

Una vez eliminadas las trazas de lejía para que no actúe sobre el textil, puedes poner en práctica cualquiera de estos tipos de limpieza, según sea la prenda a tratar.

Ver también: Cómo quitar manchas de tu sofá de microfibra

1. Quitar las manchas leves de lejía con un lavado caliente

Si hay leves manchas de lejía en alguna prenda de ropa, se pueden eliminar con un lavado con agua caliente a 60 ° C. Pero, de nuevo te recuerdo que es importante, asegurarte que no queden gotas de lejía sobre la prenda. 

Además de cargar el cajetín de la lavadora con detergente, aplica unas gotas del mismo sobre la zona donde ha caído la lejía, de esta forma, se podrá lavar más fácilmente. 

Si crees que ha caído demasiada, frota antes la zona a tratar con el detergente para ayudar a favorecer su limpieza. 

2. Alcohol para eliminar manchas de lejía

El alcohol se puede utilizar eficazmente contra las manchas de lejía en todos los tejidos. Por lo tanto, si la lejía ha caído sobre una alfombra, tapicería u otro textil que no te resulta sencillo lavar en la lavadora, puedes recurrir al truco del alcohol.

Para hacer esto, primero se debe enjuagar la lejía de la prenda con agua fría para eliminar cualquier resto de este producto blanqueante. Luego has de empapar una bolita de algodón en alcohol. Ojo, el alcohol y la lejía son dos productos que, no se deben mezclar para crear un tercero que te ayude en la limpieza, pero puedes usar unas gotas de alcohol para eliminar trazas de lejía en los textiles.

Frota con ella sobre la mancha para neutralizar cuanto antes el efecto decolorante de la lejía. De este modo, el alcohol diluirá el efecto de la lejía y evitará que el tejido cambie de color. 

Deja que el alcohol actúe sobre las manchas de lejía durante unas horas. Finalmente, podrás aclarar los restos de alcohol o simplemente, se habrán evaporado. 

Ver también: Cómo lavar los peluches correctamente

3. El simple truco del lavavajillas para neutralizar la lejía

Uno de los remedios más útiles, fáciles y rápidos de realizar es utilizar lavavajillas. En este caso, lo que debes hacer es enjuagar previamente la zona a tratar y después, aplica directamente unas gotas de lavavajillas, extiéndelo con el dedo o con una esponjita para que cubra toda la zona donde cayó la lejía y no se creen cercos. 

Después de que el lavavajillas haya actuado unos minutos, puedes frotar bajo el grifo y aclarar con agua limpia para que las manchas decolorantes desaparezcan por completo o puedes echar la prenda a la lavadora para realizar un ciclo de lavado. 

4. Agua oxigenada y vinagre contra las manchas de lejía

El vinagre también ayuda a eliminar las manchas de lejía porque neutraliza la lejía y la elimina al mismo tiempo. Si además lo mezclas con unas gotas de agua oxigenada, puedes tratar la mancha con esta mezcla.

En este caso, mezcla una cucharada de vinagre con aproximadamente 250 ml de agua fría y añádele unas gotas de agua oxigenada. A continuación, aplica la mezcla sobre las manchas de lejía con un paño y deja que se empape la zona. 

Deja que la mezcla actúe durante unos minutos y, finalmente, enjuaga con agua tibia este producto casero. En cualquier caso, utiliza mucha agua para enjuagar bien la mezcla y, finalmente, realiza un lavado en la lavadora.

Nota: es importante recordar que la lejía y el vinagre blanco no deben mezclarse. Por lo tanto, asegúrate de que la lejía se enjuague bien de la tela antes de aplicar el vinagre blanco.

5. El bicarbonato de sodio ayuda contra las manchas de lejía

Para eliminar las manchas que puede dejar la lejía, se mezcla una cucharada de bicarbonato sódico con la misma cantidad de agua para crear una pasta. Aplica la mezcla sobre las manchas de lejía con un paño suave o una esponja y deja que actúe para lograr neutralizar las manchas de lejía.

Deja que actúe unos minutos y, finalmente, enjuaga bien la ropa con agua limpia para eliminar cualquier traza de bicarbonato. 

¿Qué hacer si no logro eliminar machas de lejía de la ropa?

Si has dejado que la lejía actuara demasiado tiempo o no te has dado cuenta de que te cayeron manchas y ahora es demasiado tarde, puedes recurrir a un último método casero. 

1. Cuando nada sirve y ningún método puede devolver el color a la zona donde cayó la lejía: vuelve a teñir los textiles. Existen colorantes especiales para volver a teñir la ropa, puedes encontrarlos en grandes superficies o tiendas online y están disponibles en muy distintas tonalidades. 

Sin embargo, antes de hacerlo, verifica que la tela es susceptible de ser teñida de nueva, algunos textiles no permiten este tipo de tratamiento. 

2. Un parche divertido puede ser una buena manera de realizar una reparación a esos vaqueros con manchas de lejía.

3. Otra solución puede ser utilizar un rotulador de tela. Busca un marcador lo más parecido posible al color del área decolorada y colorea la zona blanqueada. Y, si no encuentras un marcador de tela, puedes usar un rotulador permanente.