Cómo limpiar las manchas amarillas del inodoro (productos y utensilios eficaces)

Productos y elementos útiles para arrancar la suciedad del inodoro

Alba Caraballo - 6 de mayo de 2021 - Trucos de limpieza

En ocasiones, las manchas de sarro del inodoro no son visibles a simple vista, pero si te agachas al suelo y echas un pequeño vistazo a la zona por donde cae el agua, es posible que te encuentres todo un cerco amarillento que resulta bastante repulsivo, además de antihigiénico. Echa un vistazo con buena luz y descubre todo un mundo de hongos, bacterias y gérmenes si no has incidido en esta zona en un tiempo.

Pues bien, aunque limpiar el inodoro no es la tarea más divertida de la casa, no es tan malo como tener que desatascarlo, ¿verdad? Sin embargo, es uno de esos trabajos de limpieza necesarios ya que se ensucia con mucha frecuencia. 

Ver también: cosas que puedes limpiar con un cepillo de dientes

Si además en la zona donde vives el agua es muy dura o tiene mucha cal, es probable que ese cerco amarillo se asiente con más frecuencia en todo el borde del váter, la línea que está más próxima a la cisterna y en el fondo de la taza. No desesperes, con estos truquis caseros, podrás eliminar fácilmente las manchas amarillas del inodoro y dejarlo higiénicamente limpio y realmente agradable de usar. 

Productos útiles para limpiar las manchas amarillas del inodoro

Antes de ver cómo podemos llegar bien a esos rincones del inodoro como es el hueco por donde desagua la cisterna o el fondo de la taza, veamos qué productos pueden dejar tu váter libre manchas de sarro. Realmente puedes utilizar un producto de limpieza específico para el baño, así como lejía, agua con amoníaco u otros productos tradicionales, pero también puedes recurrir a otros elementos que tienes en casa, que no son tan caros y que te facilitarán la vida. 

Bicarbolato de sodio para limpiar el sarro del váter

El bicarbonato de sodio es un compuesto que se obtiene de un mineral presente en la naturaleza, el natrón. Se presenta en forma de polvos blancos que son solubles en agua y, es en este momento, cuando se descompone actuando como neutralizador de ácidos. Es por ello que suele usarse en medicina para reducir la acidez estomacal, pero también tiene otros múltiples usos, como por ejemplo como limpiador casero y neutralizador de malos olores.  

El bicarbonato de sodio le darán brillo a tu inodoro y hará desaparecer el famoso velo amarillo. Espolvorea un poco de bicarbonato sódico en las áreas que tienen bordes marrones. Deja reposar el polvo por un tiempo. Luego pasa la escobilla del váter y frota con ella las zonas más sucias. Finalmente enjuaga tirando de la cisterna. 

Vinagre de limpieza o de manzana para la cal del inodoro

El vinagre de sidra de manzana es un tipo de vinagre elaborado con manzanas, más en concreto, con manzanas fermentadas. El ácido principal del vinagre, el ácido acético, es capaz de arrancar suciedad incrustada y además puede neutralizar malos olores. El vinagre de limpieza tiene el mismo poder y además puede acabar con la cal del inodoro.

Ver también: Cómo descalcificar la máquina de café

Si el agua de tu ciudad es muy dura, ten a mano vinagre de limpieza y, cada semana, vierte una cantidad en los bordes del inodoro, así como en el depósito del agua. Deja actuar por la noche y, a la mañana siguiente, simplemente pasando la escobilla, las manchas marrones saldrán casi sin frotar. Aclara tirando de la cadena.

Detergente para la ropa desprende la suciedad del váter

El detergente en polvo para ropa blanca es una excelente manera de hacer brillar el inodoro. En este caso has de verter media taza de detergente en el inodoro por la noche. Simplemente déjalo actuar mientras duermes ya que el detergente contiene los denominados tensioactivos, que desprenden las antiestéticas y repugnantes partículas de suciedad. Los depósitos de cal se eliminan mediante el los ingredientes que contiene el detergente.

Limón, vinagre y agua, productos caseros para el inodoro

También puedes preparar un producto propio, llena un pulverizador con agua y añade media taza de vinagre de limpieza y el zumo de un limón. Aplica el producto sobre el váter horas antes de limpiarlo, para que después no te cueste frotar. El vinagre desincrustará la cal y el limón ayudará a blanquear las superficies, así como neutralizará los olores. 

Elementos útiles para limpiar los huecos del inodoro

Ahora que ya sabes qué productos son útiles a la hora de limpiar las manchas amarillas del váter, solo necesitas tener a mano elementos que puedan facilitar la tarea, en mi caso, suelo usar: 

La escobilla: la propia escobilla del váter es un buen elemento para llegar tanto al fondo del inodoro como a los huecos por donde sale el agua, si has utilizado los productos que te hemos recomendado, tras unas horas, solo deberás pasar ligeramente la escobilla y saldrá bien. Te recomiendo que añadas un poco de vinagre o producto de limpieza en el depósito donde dejas la escobilla para mantenerla libre de gérmenes. 

Cepillo de dientes: un viejo cepillo dental puede ayudarte a limpiar bien en el hueco del desagüe del inodoro. Te recomiendo que uses guantes y que pases bien el cepillo por esta zona tras aplicar el producto, es perfecto cuando la escobilla no ha conseguido llegar a todos los rincones.

Estropajo: aparta un estropajo solo para limpiar el inodoro, de esta forma, no llevarás bacterias o gérmenes presentes en el urinario a otros elementos del baño. Puedes adquirir un estropajo para baños, son más finos para poder llegar bien a todas las superficies.

Papel de cocina: un truquis muy sencillo es remojar unos cuantos papeles de cocina en vinagre de limpieza y colocarlos en la salida del agua del váter. Déjalos reposar toda la noche y, a la mañana siguiente, tira de la cadena. 

Y así, quedó el reto que se nos había presentado, limpiar los huecos de desagüe de un inodoro en el que hacía tiempo que no se incidía en estos rincones, tras prestarle un poco de atención. Limpio, agradable y con buen olor.