Cómo limpiar toldos y sombrillas de jardín

Truquis para limpiar de forma fácil tu sombrilla

Alba Caraballo - 11 de abril de 2021 - Trucos de jardín

Si tienes la suerte de tener un ático o un jardín donde pasar grandes ratos tomando un refresco, leyendo un libro o charlando con tus amigos, es posible que tengas mobiliario de terraza para disfrutar al máximo. Uno de los elementos que no faltan en este entorno es un toldo, vela o sombrilla.

Sin embargo, si pasa mucho tiempo abierta con el tiempo puede llenarse de polvo, polen, restos de hojas y sí, también los excrementos de los lindos pajaritos que sobrevuelan tu casa. Si ha llegado el momento de poner a punto tu terraza, toma nota de estos truquis para limpiar toldos y sombrillas de jardín.

Cómo limpiar una sombrilla de jardín

Algunas velas, toldos y sombrillas pueden sacarse fácilmente de la estructura. Si es tu caso, basta con que la laves en la lavadora en agua fría con tu detergente habitual y deja que seque al aire, nunca en la secadora. Sin embargo, si esto te resulta un engorro o no están preparados para ello, pasamos al plan B para limpiar tu sombrilla de jardín

Paso 1: Eliminar restos de excrementos pegados

Para quitar la suciedad más incrustada y pegada a tu sombrilla, esa que se ha estado depositando durante todo el verano, baja al máximo la sombrilla y ábrela en el suelo, puedes ponerla de lado si aun bajándola no llegas a toda la superficie. Toma un cepillo de cerdas suaves y frota las manchas más pegadas, como restos de caca de pájaro, polen pegado, etc. Tendrás que ir girando la sombrilla para limpiar todas las zonas. Verás que el agua sale bastante negra y quizás tengas que pasar el cepillo un par de veces. 

Ver también: Cómo limpiar las llaves de casa sin estropearlas

Paso 2: Moja la sombrilla con una manguera

A continuación, saca la manguera y rocía la sombrilla por toda la superficie. Si no sale con mucha presión, puedes poner el pulgar sobre la salida de agua para darle un poco más de fuerza. Si tu terraza o ático no es apta para que corra tanta agua, puedes llevarlo a un autoservicio de lavado de coches para rematar su enjuague. Asegúrate de llevar algún tipo de protección para que no te moje mucho el coche de vuelta. 

Paso 3: Limpia la sombrilla

Una vez que ya has eliminado la suciedad pegada y has mojado la sombrilla, toma un cepillo y un limpiador suave. Puedes usar jabón de lavavajillas en este paso, a no ser que el fabricante recomiende otro producto. Para las manchas más incrustadas puedes usar tu quitamanchas habitual o una pasta a base de agua bicarbonato de sodio y vinagre. Deja reposar unos minutos, frota y aclara. 

Paso 4: Enjuaga la sombrilla

Para terminar el trabajo solo tendrás que enjuagar la sombrilla. Eso sí, hazlo desde desde arriba hacia abajo y asegúrate que has eliminado bien todo resto de jabón, quitamanchas o bicarbonato.

Paso 5: Seca al sol tu sombrilla

Deje que tu bonita y ahora limpia sombrilla se seque al viento y al sol, mantenla abierta hasta que esté completamente seca para evitar que prolifere la humedad y el moho y esto arruine tu toldo veraniego. 

¿Cómo limpiar la estructura de la sombrilla?

Consulta antes en las instrucciones del fabricante pero, si la estructura es de madera puedes usar una mezcla de dos cucharaditas de líquido lavavajillas suave y dos tazas de agua tibia junto con un paño o un cepillo de cerdas suaves. En cualquier caso, no empapes la estructura, limpia con un paño humedecido en la solución y enjuaga con un paño humedecido en agua limpia. Deja secar al aire.

Si la estructura es de aluminio, puedes seguir el mismo proceso de limpieza. Nunca uses productos abrasivos o aquellos que son blanqueadores y puedan dañar el acabado. Si hay manchas de agua mezcla una solución con una parte de vinagre de limpieza y nueve partes de agua. Sumerge una toallita en la solución y limpie el marco. Continúa con un enjuague con agua limpia y seca con una toalla limpia. Evita que se acumule la humedad en la estructura de metal para evitar el óxido.

Ver también: 6 remedios caseros para eliminar el óxido

¿Con qué frecuencia se deben limpiar las sombrillas?

Todas las sombrillas para exteriores deben limpiarse con regularidad, al menos una vez al mes, cuando estén en uso. Es posible que debas limpiarla con más frecuencia si está cerca de árboles.

Piensa que suelen estar hechas de lona o materiales lavables que ofrecen resistencia y repelen la humedad. Sin embargo, incluso una buena tela puede llenarse de polvo, tierra, protector solar cuando las tocas con las manos manchadas o excrementos de pájaro. 

Estas partículas se incrustan en las fibras causando manchas antiestéticas que pueden incluso enmohecerse cuando se exponen a la humedad. Y, siempre que termine la temporada de verano, es recomendable lavarla y guardarla bien seca para no exponerla todo el año al frío, lluvia y humedad.