Cómo lograr que los plátanos duren más tiempo | Trucos de cocina

Trucos fáciles para que los plátanos no maduren tan pronto

Andrea Hidalgo - 21 de febrero de 2021 - Trucos de cocina

Los plátanos verdes todavía no están listos para comerlos y aquellos que han quedado negros al fondo del frutero tampoco son muy agradables.

Lo ideal es que el plátano esté amarillo, incluso con algunas zonas marrones ya que estará blando y además más dulce pero, ¿cómo evitar que esos plátanos maduren demasiado rápido? No te pierdas estos sencillos truquis para lograr que los plátanos duren más tiempo. 

6 trucos para que tus plátanos duren más

Los plátanos tienen un sabor delicioso, tienen proteínas, hidratos de carbono, potasio, sodio, magnesio y vitamina B6. Es una de esas frutas que proporcionan energía rápidamente, no en vano los plátanos están considerados un superalimento. Su único inconveniente: se vuelven marrones y blandos con bastante rapidez.

Para que su racimo de plátanos no termine en la basura, estos son los mejores trucos para ayudar a que los plátanos se mantengan durante más tiempo.

Truco 1: Saca los plátanos de la bolsa de plástico

Si bien los plátanos salen de la frutería o el supermercado en un envoltorio de plástico, sácalos de ahí en cuanto llegues a casa. La humedad no puede escapar de las bolsas de plástico creando un ambiente óptimo para que la fruta madure rápidamente. De hecho, dentro de la bolsa se pudrirán rápidamente.

Truco 2: Guárdalos con un limón

El limón puede ser un gran aliado para que tus plátanos duren más tiempo. Mételos en una bolsa de papel junto a un plátano y se mantendrán frescos durante más tiempo. ¿No te lo crees? Pruébalo y verás cómo el cítrico del limón contribuye a que las moléculas del plátano no se descompongan.

Truco 3: No dejes los plátanos en el frutero

Muchos recolectores suelen recoger los plátanos aun verdes para que puedan llegar a tu mesa ya amarillos mientras maduran en las cámaras de transporte. Sin embargo, otros esperan a que tengan un cierto color amarillo para que no amarguen. Sea como fuere, si tienes un racimo de plátanos ya amarillos y vas a tardar unos días en comerlos, no los dejes en el frutero junto a manzanas o peras. De las manzanas se desprende un gas llamado etileno que escapa naturalmente y que colabora a la maduración del plátano. Es preferible almacenarlos solos.

Truco 4: Evita que les dé el sol

Si el frutero donde tienes los plátanos recibe los rayos del sol o está en una zona de la cocina con más calor... ¡aléjalos de las fuentes de calor! Es preferible que, si ya han comenzado a salirles manchas marrones y están para comer, pero todavía no vas a usarlos los metas en la nevera (acompañados de su amigo el limón). Puede que si lo dejas varios días la cáscara del plátano se vuelva negra. ¡Detente! No los tires, aunque la cáscara se haya puesto fea, la carne del plátano está en buenas condiciones (eso si no te lo has dejado un mes en la nevera, claro).

Ya sabes, guarda los plátanos en un lugar fresco protegido de la luz. Un armario de almacenamiento o una lata que lo proteja del calor es lo mejor para esto si todavía no están muy maduros. La temperatura óptima de almacenamiento es de unos 12 grados.

Truco 5: cuelga los plátanos en lugar de tumbarlos

Los plátanos desarrollan rápidamente puntos de presión al estar tumbados y se vuelven negros rápidamente debido a esos mismos puntos de presión. Para el almacenamiento en casa, es recomendable colgar los plátanos en un soporte especial, si es posible.

Truco 6: envuelve el plátano en film

El film transparente puede ralentizar el proceso de maduración del plátano y lograr que se mantengan frescos durante más días. Envuélvelos herméticamente y déjalos en un lugar fresco y seco. 

¿Y si están muy maduros? Trucos para aprovechar plátanos maduros

Antes de tirar a la basura esos plátanos que habías olvidado en tu despensa y que ya no están para comer, echa un vistazo a estas recetas que puedes elaborar para aprovecharlos

Prepara un batido de plátano: corta en rodajas 3 plátanos y colócalos en la batidora. Añade 500 ml de leche y una cucharada de azúcar. Tritura bien la mezcla con la batidora hasta que obtengas una crema. Sirve en un vaso y, si te gusta, espolvorea una pizca de canela.

Panqueques de plátano: mezcla una taza de harina, una cucharada de azúcar y una cucharada de levadura. Por otro lado mezcla 1 huevo, media taza de leche y una cucharada de aceite. Corta los plátanos en trocitos y añádelos a esta mezcla, aplasta bien con el tenedor para hacer una mezcla homogénea. Combina ambas mezclas y prepara la sartén para comenzar con las tortitas de plátano. Pon un poco de aceite en la sartén y con un cucharón ve haciendo una a una (recuerda no darle la vuelta hasta que veas burbujas en la superficie).

Bizcocho de plátano: mezcla en un bol, 3 huevos, un yogur y dos medidas de yogur de azúcar. Añade una medida de yogur de leche y sigue batiendo. A continuación agrega una medida de yogur de aceite y 3 medidas de yogur de harina. Bate todo bien. Añade tres plátanos previamente aplastados con el tenedor y bate de nuevo. Solo falta agregar un sobre de levadura. Unta un molde con mantequilla y hornea durante 40 minutos a 180º. Recuerda no abrir el horno mientras se hace.