Cómo quitar un tornillo roto (5 truquis infalibles)

Trucos para extraer un tornillo roto que todavía sobresale o está muy hundido

Ernesto Díaz - 27 de mayo de 2021 - Trucos de bricolaje

¿Quieres sacar un tornillo pero se ha roto? Cuando sucede esto hay varias herramientas que te pueden ayudar a sacarlo, como un alicate, si el tornillo sobresale un poco. Sin embargo, si está hendido en el mueble o se muestra rebelde puedes poner en práctica otros trucos como usar un taladro helicoidal y perforarlo por completo.

Veamos cómo poner en práctica varios sistemas para sacar un tornillo roto paso a paso.

Ver también: Trucos de reparación que puede hacer cualquiera en casa

Guía para extraer un tornillo roto de forma fácil

Antes de que se pueda extraer el tornillo roto, se debe preparar lo suficiente para facilitar la extracción y dañar lo menos posible el mueble o entorno donde está emplazado, para ello:

Primer paso: facilitar la extracción del tornillo roto

Inicialmente debes aplicar un eliminador de óxido, sobre todo si el tornillo está en el exterior y parece que se ha oxidado ya que hará que esté más pegado a la superficie. Incluso puedes usarlo si el tornillo roto no tiene óxido ya que el removedor ayudará a que gire más fácilmente. Si no tienes, puedes usar un producto tipo WD-40, un aceite penetrante que tiene un sinfín de usos, entre ellos, aflojar un tornillo.

Alternativamente, el tornillo roto también se puede calentar. El calor hace que se contraiga mínimamente y, por lo tanto, se puede quitar más fácilmente de la superficie. Sin embargo, este método solo funciona si el tornillo está anclado en una superficie o material que sea resistente al calor.

Ver también: Remedios caseros para sacar el óxido de cualquier superficie

Truco 1: Alicates para sacar un tornillo roto

Antes de actuar fíjate en la posición del tornillo, ¿todavía sobresale un poco? Estos son los más fáciles de eliminar. Basta con utilizar unos alicates y tomar con ellos la punta que sale de la superficie. El alicate te servirá para realizar el giro e ir desenroscando hasta que salga por completo. 

Si es difícil desenroscar con los alicates, intenta aplicar un aceite penetrante o un removedor de óxido mientras intentas sacarlo. 

Truco 2: Arandela y tuerca para sacar un tornillo roto

Otra fórmula que puedes emplear para sacar un tornillo roto es usar una contratuerca y una tuerca, este truco solo funciona si el tornillo asoma un poco. La tuerca se une al tornillo roto usando una contratuerca, y a continuación, puedes usar una llave adecuada para desenroscar el tornillo roto y sacar todas las piezas. 

Truco 3: Lima el tornillo

En caso de que el tornillo que quieres retirar no sobresalga nada, debes recurrir a otros sistemas de extracción, en este caso, lo más fácil es realizar una muesca en el tornillo para posteriormente sacarlo con un destornillador de punta plana. 

Para hacer esto, primero se lija el tornillo con papel de lija fino. Luego se hace una muesca sobre la parte visible del tornillo con la ayuda de un cincel o la punta del destornillador y un martillo.

Coloca el cincel o destornillador sobre la parte visible y golpea unas cuantas veces con el martillo hasta hacer una muesca por la que entre el destornillador de cabeza plana. 

El tornillo ahora se ha de desenroscar con cuidado, utilizando un removedor de óxido o aceite penetrante, para que se pueda quitar más fácilmente.

Truco 4: Utiliza un tornillo Torx

Los tornillos Torx tienen la misma forma que los de Allen pero el dibujo de su cabeza es estrellado en lugar de hexagonal. Si tienes uno de estos tornillos puedes golpear con él sobre el tornillo roto. 

Para hacer esto, el tornillo también se rectifica primero utilizando una lima de grano fino para limar la superficie e igualarla. .

Luego, se golpea con el tornillo Torx con la ayuda de un martillo y un cincel. Ahora puedes desenroscar el tornillo con el accesorio apropiado.

Truco 5: Taladro para sacar un tornillo roto

Si el tornillo roto está tan apretado que ya no se puede desatornillar, se debe realizar una perforación: el tornillo se perfora en el centro con una broca helicoidal.

Sin embargo, todavía puede haber bastante distancia desde la cabeza a la rosca del tornillo, por lo tanto, este método solo funciona si el tornillo es lo suficientemente grueso y la broca es lo suficientemente delgada. 

Truco 6: Utiliza un extractor de tornillos

Puedes adquirirlo en cualquier ferretería, se trata de un instrumento similar a un tornillo pero con roscas inversas. Suelen presentarse en set con varios tornillos de varios diámetros que se anclan en el taladro para extraer un tornillo roto fácilmente.

- Para usarlo, primero se perfora en el centro la superficie del tornillo defectuoso y se pretaladra con una broca metálica.

- A continuación se atornilla el extractor de tornillos en la profundidad que hemos hecho.

- Finalmente el tornillo roto se puede desenroscar con una carraca o una llave de carraca.

Precauciones a la hora de retirar un tornillo roto

1. Ten cuidado si el tornillo está anclado en madera o materiales muy sensibles en lugar de en una superficie metálica. 
A diferencia del metal, la madera es un material muy suave y frágil. Esta es la razón por la que puede quedar muescas o roturas si quitas tornillos rotos. 

2. Ten precaución a la hora de realizar cualquiera de estos trucos: para taladrar un tornillo roto o usar productos abrasivos, utiliza guantes de seguridad, gafas y, si es necesario, una mascarilla. Si retiras un tornillo de la madera pueden salir virutas o muescas que pueden impactar en tus ojos o clavarse en la piel.

3. Perforar los tornillos por completo a menudo no es una alternativa o solo es la última alternativa, ya que este método puede dañar la rosca real.