Tutorial para limpiar tu plancha por dentro y por fuera

Truco para limpiar la plancha y evitar que se pegue a tu ropa

Andrea Hidalgo - 15 de febrero de 2021 - Trucos caseros

La plancha es uno de esos electrodomésticos que usamos todas las semanas, y es que, por más que intentemos ahorrar tiempo de planchado enviando toallas u otros elementos directamente al cajón; hay prendas que no pueden dejar de pasar por la plancha. Y es que, algunas camisas, vestidos, pantalones o camisetas, salen de la lavadora con un mar de arrugas.

Pero, es precisamente ese uso constante el que hace que, en muchas ocasiones, la base de la plancha quede ennegrecida. Cuando esto ocurre, es fácil que se pegue a la ropa mientras planchas, arruinando así algunas de tus prendas favoritas. 

Para evitar esto, hemos preparado un tutorial para limpiar tu plancha por dentro y por fuera.

Ver también: 9 cosas que limpiar con un cepillo de dientes

Truco para limpiar la plancha por dentro

No es solo la base de la plancha la que sufre con el tiempo y el uso. Dentro de la plancha puede acumularse minerales, lo que hace que se obstruyan algunos de los conductos por los que sale el agua o el vapor. 

Si ves que el vapor no sale por todos los agujeros de la base de la plancha, puede ser que la cal del agua o los minerales que puede contener, hayan obstruido los conductos. Por lo tanto, debemos limpiar la plancha por dentro pero, ¿cómo hacerlo?

Basta con echar un poco de vinagre en el depósito del agua y activa la plancha poniéndola en modo vapor.

A continuación coloca un trapo o toalla vieja sobre la tabla de la plancha y comienza a plancharlo presionando el vapor y la salida del agua para que el vinagre pase a través de los conductos y arranque la obstrucción. 

Es un proceso muy simple. Realízalo durante 5 o 10 minutos para que el vinagre pueda actuar. Si todavía sale agua sucia cuando lo haces, realiza el proceso de nuevo hasta que puedas pasar la plancha y no manche la prena. 

Consejo: si el agua de tu ciudad es muy dura, te recomendamos que utilices agua destilada para la plancha, así este electrodoméstico estará en buenas condiciones durante mucho más tiempo. 

Guía para limpiar una plancha por fuera

La base de la plancha es la que más sufre, sobre el hierro puede ir depositándose una costra quemada, igual que ocurre con la base de tus sartenes. 

Para limpiarla te proponemos estos sistemas: 

1. Agua y sal: pon un papel de cocina sobre la tabla de planchar y vierte una cucharada de sal sobre el papel. Ahora, lo que has de hacer es presionar suavemente con la plancha sobre la sal. Lo que hará es un efecto fregado sobre las marcas de quemadura que tiene la plancha. El quemado se pegará a la sal dejando la base limpia. En este paso, no has de rociar agua, ni poner la plancha en modo vapor, recuerda que estás trabajando sobre un papel de cocina y que además, el agua disolvería la sal. Si tienes sal gruesa, funcionará incluso mejor que la de mesa. Te puede llevar unos diez minutos realizar este proceso hasta que la sal haya arrancado la costra quemada. Recuerda enjuagar bien la plancha cuando termines de limpiarla.

2. Bicarbonato de sodio y vinagre: al mezclar estos dos elementos comienza una reacción. Comenzarás a ver burbujas que pueden ayudar a eliminar la suciedad de tu plancha. Además, puedes añadirle una pizca de pasta de dientes para ayudar a blanquear la base. Utiliza un estropajo para aplicar esta pasta sobre la base de la plancha y comienza a frotar. No desaparecerá automáticamente, no es magia, tendrás que frotar un poco para ir arrastrando la suciedad. Enjuaga bien la mezcla antes de usar la plancha.

El truco definitivo cuando no funciona nada para limpiar la plancha

Si ya has intentado todos los trucos que has encontrado en internet: el del limón, el del vinagre, el del bicarbonato, la sal o la pasta de dientes y la base de tu plancha sigue ennegrecida, solo te queda hacer una cosa.

Más allá de remedios caseros, utilizaremos para limpiarla uno de los productos básicos para arrastrar la grasa y suciedad de la vajilla: jabón para platos.

- En este caso, lo que haremos será enchufar la plancha y dejar que se caliente un poco la base, lo suficiente como para trabajar con ella sin que nos quememos. Echa un poco de vapor por la plancha para humedecer la base.

- A continuación, añade unas gotas de lavavajillas en un estropajo y comienza a frotar. Ten precaución para no quemarte, utiliza uno de esos estropajos salvauñas que tienen más base para poder agarrarlo.

- Ve frotando y, de vez en cuando, vuelve a echar un poco de vapor por la plancha. Mantén un calor mínimo durante el proceso de limpiado.

En cinco minutos tendrás la plancha libre de suciedad. Enjuaga muy bien la plancha cuando termines de limpiar y elimina todo resto de jabón. Este truco es perfecto para esas planchas que tienen una costra quemada muy agarrada porque no se han limpiado nunca o rara vez. El calor, ayudará a desincrustarla y el jabón y el estropajo, favorecerán su arrastre. En este punto, la clave está en el calor. 

Lo que no debes hacer para limpiar la plancha

- No utilices estropajos agresivos porque podrías dañar la base de la plancha. En este sentido evita los estropajos de aluminio.

- No limpies con productos que pueden erosionar la base de la plancha, antes de aplicar cualquier producto que tengas en casa, revista las instrucciones del fabricante.

- No metas la plancha bajo el grifo ya que podría dañarse el sistema. Limpia cada parte de la plancha por separado para mantener el electrodoméstico en buen estado. 

- No dejes pasar demasiado tiempo sin limpiar el quemado de la base de la plancha ya que podría pegarse a las prendas de ropa y arruinarlas. 

Tutorial en vídeo para limpiar el quemado de la plancha